Fallas comunes del GMC Envoy: averías, consejos y problemas

Si tienes un GMC Envoy, es posible que te hayas encontrado con algunas fallas comunes. Estos problemas pueden variar desde fallas eléctricas hasta problemas mecánicos. En este artículo, encontrarás consejos útiles para solucionar algunos de los problemas más comunes del GMC Envoy.

Además, te proporcionaremos información sobre las averías más frecuentes que debes tener en cuenta. Aprende cómo solucionar problemas menores y evitar costosas reparaciones en el futuro.

GMC Envoy

Si estás buscando información sobre la fiabilidad del GMC Envoy, es importante tener en cuenta que este SUV fue descontinuado en 2009. Por lo tanto, puede resultar difícil encontrar calificaciones actuales sobre su rendimiento.

Sin embargo, en cuanto a mantenimiento, el costo anual del GMC Envoy es menor que la mayoría de los SUVs de tamaño medio, con un promedio de $497 al año. Es importante destacar que realizar cambios regulares de aceite y líquidos contribuyen a prolongar la vida útil de cualquier vehículo, incluyendo el GMC Envoy.

En cuanto a calificaciones de fiabilidad, solo se cuenta con información disponible para los modelos del 2006 al 2009. El modelo con la mayor calificación general es el Envoy 2006, con una puntuación de 85/100 tanto en calificaciones de clientes como en fiabilidad.

Por otro lado, el modelo con la calificación de fiabilidad más baja es el Envoy 2007, con una puntuación de 83/100. En promedio, la valoración de los clientes y la fiabilidad de este SUV es de 84/100.

Fallas comunes

El GMC Envoy es un SUV que ha tenido una buena aceptación por parte de los consumidores, sin embargo, no es perfecto y ha presentado fallas en algunos de sus componentes. A continuación, se mencionan algunas de las principales problemáticas asociadas a este vehículo.

  • Problemas eléctricos: Uno de los problemas más comunes en el GMC Envoy son los problemas eléctricos. Los propietarios han reportado varias fallas relacionadas con el sistema eléctrico, incluyendo la luz de revisión del motor que se enciende sin motivo aparente, los problemas con la batería y los problemas con los faros. Además, algunos propietarios han experimentado problemas con el sistema de entretenimiento y el sistema de climatización debido a problemas eléctricos.
  • Problemas en la suspensión: Otro problema común en el GMC Envoy es la suspensión. Los propietarios han reportado problemas con el sistema de suspensión, incluyendo el desgaste y desgarramiento de los amortiguadores, problemas con la dirección y ruido en la suspensión. Estos problemas pueden afectar la conducción del vehículo y aumentar el riesgo de accidentes.
  • Problemas con la transmisión: Los propietarios del GMC Envoy también han reportado problemas con la transmisión. Estos problemas incluyen el cambio brusco de marcha, la dificultad para cambiar de marcha y los ruidos extraños en la transmisión. Estos problemas pueden ser costosos de reparar y, en algunos casos, pueden requerir la sustitución completa de la transmisión.
  • Problemas con el sistema de frenos: Finalmente, los propietarios del GMC Envoy también han reportado problemas con el sistema de frenos. Estos problemas incluyen la vibración del pedal de freno, los chirridos al frenar y la necesidad de reemplazar las pastillas de freno con frecuencia. Estos problemas pueden afectar la capacidad de frenado del vehículo y aumentar el riesgo de accidentes.

Fuga en el tubo de escape

Los ruidos extraños en el motor siempre son motivo de preocupación para cualquier propietario de un vehículo. Si escuchas un fuerte sonido proveniente del escape, podría ser el resultado de una fuga en el tubo de escape.

Este problema no es exclusivo de los SUVs GMC Envoy 2009, aunque algunos propietarios de este modelo en particular han informado del problema en sus vehículos. Según los informes, el ruido se debe a un colector de escape agrietado.

Reemplazar el colector de escape puede costar alrededor de 500 dólares y es una tarea que debe ser realizada por un mecánico profesional.

Si sospechas que tu vehículo podría estar presentando una fuga en el tubo de escape, presta atención a los siguientes síntomas:

  • Ruidos fuertes y extraños provenientes del escape: el sonido de una fuga en el tubo de escape es distintivo y fácil de reconocer.
  • Olor a gases de escape: si hueles un olor extraño y desagradable cerca de tu vehículo, podría ser una señal de que hay una fuga en el tubo de escape.
  • Menor rendimiento del motor: una fuga en el tubo de escape puede afectar el rendimiento del motor y hacer que el vehículo tenga una aceleración más débil de lo normal.

Si tu vehículo presenta uno o más de estos síntomas, es importante que lo lleves a un mecánico profesional lo antes posible. Una fuga en el tubo de escape puede tener consecuencias graves para la salud del conductor y los pasajeros, y también puede causar daños al motor del vehículo.

Recuerda que, aunque GMC ha publicado un boletín de servicio técnico para este problema en particular, la fuga en el tubo de escape puede afectar a vehículos de cualquier marca y modelo. No ignores los síntomas y siempre consulta a un mecánico profesional si sospechas que algo anda mal con tu vehículo.

Problemas con el interruptor de encendido

Si eres propietario de un GMC Envoy 2008, es posible que hayas experimentado problemas al encender el interruptor de encendido. Muchos propietarios han reportado que este problema ocurre repetidamente y algunos incluso han indicado que lo han enfrentado hasta tres veces en un año.

De acuerdo con los reportes, el problema comienza a presentarse después de haber recorrido unas 70.000 millas. Para solucionar el problema, los propietarios han tenido que gastar al menos 250 dólares en la sustitución del interruptor de encendido en sus SUVs.

  • TSB #PIC5491J de GMC

Consciente del problema, GMC publicó un TSB (Boletín de Servicio Técnico) en septiembre de 2016. El TSB #PIC5491J contiene información preliminar para los técnicos, con el fin de ayudar a diagnosticar y solucionar la falla del interruptor de encendido en el GMC Envoy 2008.

Hasta el momento, no se han recibido reportes sobre retiros o investigaciones en torno a este problema para este modelo en particular.

Si eres uno de los propietarios afectados, es importante que sepas que no estás solo. Aunque este problema puede ser frustrante, existen soluciones y herramientas disponibles para ayudarte a resolverlo.

Si sientes que tu GMC Envoy 2008 presenta este problema, es importante que contactes a un técnico especializado de inmediato para encontrar una solución.

      • Fallas en los indicadores de los GMC Envoys 2004-2007

Un problema que ha afectado gravemente a los propietarios de los modelos GMC Envoys 2004-2007 es la falla en los indicadores de combustible, velocímetro y temperatura.

Alrededor de las 75.000 millas, los propietarios han informado de que los indicadores comenzaron a presentar lecturas defectuosas, lo que los puso en situaciones peligrosas durante la conducción.

La solución a este problema ha sido la sustitución completa del grupo de indicadores, lo que ha costado a los propietarios al menos $ 400. Afortunadamente, la mayoría ha informado que esta solución ha sido efectiva.

En noviembre de 2017, GMC publicó el TSB #PIC3100F para verificar la precisión del odómetro. Este boletín informativo, que cubre todos los modelos GMC desde el año 2000 hasta 2018, ha sido la única indicación de la marca respecto a este problema.

Sin embargo, en junio de 2010, la Oficina de Investigación de Defectos (ODI) de la Administración Nacional de Seguridad y Tráfico en Carreteras (NHTSA) inició una investigación sobre este problema. Aunque se investigaron otros modelos de marcas como Chevy, Buick y Saab, la investigación abarcó a los Envoys 2005.

Aunque el caso se cerró en 2011, hasta el momento no se ha emitido ninguna llamada a revisión o retirada de los modelos implicados.

      • Consumo excesivo de aceite en el GMC Envoy 2006

Uno de los problemas más comunes que enfrentan los propietarios de un GMC Envoy 2006 es el consumo excesivo de aceite. Muchos dueños de este SUV han indicado que necesitan rellenar el aceite constantemente después de recorrer solo 600 millas aproximadamente.

El problema es tan grave que algunos propietarios han descubierto que uno de los cilindros de su vehículo ya está dañado, lo que ha llevado a tener que pagar hasta 4.000 dólares por un reemplazo del motor.

Para ayudar a solucionar este problema, GM emitió el TSB #PIP5163 en 2013. Según este boletín, se sospecha que los vehículos podrían tener daños en el orificio del cilindro, estrías o estar fuera de la ronda, lo que podría causar un consumo excesivo de aceite, fallas en el encendido, fugas en los cilindros y blow-by.

El TSB también ofrece procedimientos de inspección para este problema. Sin embargo, hasta el momento no hay llamadas a revisión para solucionar el problema del consumo de aceite.

Es importante destacar que, aparte del problema del aceite, el Envoy 2006 también ha tenido retiros por otros problemas como interruptores de ventana eléctrica defectuosos, problemas en faros, sistemas de detección de bolsas de aire y mangueras de dirección asistida.

Pérdida de potencia del motor

Cuando un vehículo comienza a mostrar signos de pérdida de potencia, es importante investigar la causa subyacente. En el caso del GMC Envoy 2004-2005, este problema es bastante común y puede ser causado por una variedad de factores.

Para los modelos 2004, se ha detectado que un convertidor catalítico en mal estado suele ser la principal causa de la pérdida de potencia del motor. Sin embargo, los conductores del Envoy 2005 han notado diferentes síntomas que apuntan a causas de raíz distintas.

En algunos casos, los propietarios han sido informados de que la gasolina de baja calidad es el problema. Otros han debido reemplazar componentes como el cuerpo del acelerador, el módulo de control de potencia o el módulo del pedal del acelerador para solucionar el problema.

Hay varios TSBs (Boletines de Servicio Técnico) listados para este problema tanto en los modelos de 2004 como en los de 2005. Además, cada modelo ha sido objeto de tres retiradas del mercado, en las que se han reemplazado piezas como conjuntos de faros, luces de freno, señales de giro y sistemas de detección de bolsas de aire.

También es importante destacar que se investigó un problema de fugas en el módulo de la bomba de combustible para los modelos de 2004, aunque se cerró porque se consideró que GM había tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad.

En el caso del fallo del sistema del indicador de nivel de combustible en los GMC Envoys de 2005, se abrió una investigación, pero se cerró en 2011.

Es fundamental que los conductores realicen el mantenimiento adecuado de su vehículo y estén atentos a cualquier cambio en el rendimiento del motor. Si se detecta una pérdida de potencia, se recomienda llevar el vehículo a un mecánico calificado para identificar y solucionar el problema de forma segura y efectiva.

Preguntas frecuentes

¿Qué son fuga de gas y cuello de llenado agrietado?

La seguridad en los vehículos es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta para los conductores. En el caso de los GMC Envoy, uno de sus mayores problemas ha sido la fuga de gas y las grietas en los cuellos de llenado. Este problema se ha presentado principalmente en los modelos del año 2003 y 2004, afectando a muchos propietarios.

Los primeros síntomas que presentan estos vehículos es la activación de la luz de comprobación del motor. Los conductores, en su mayoría, no le dan la importancia necesaria, pensando que es un problema menor. Sin embargo, con el tiempo se dan cuenta de la gravedad de la situación al descubrir una grieta en el sistema de combustible.

Cuando los propietarios acuden al concesionario, se encuentran con que deben reemplazar el tanque de combustible y la unidad de envío de combustible. El costo promedio de la reparación es de al menos 1.200 dólares, lo que representa un gasto significativo.

En el año 2004, la NHTSA en EEUU inició una investigación sobre este problema en los modelos de 2003 y 2004. Aunque el índice de quejas y reclamaciones de garantía era bajo en comparación con otros vehículos retirados del mercado, se tomó el problema en serio. La evaluación preliminar de GMC #PE04001 se cerró y no se emitieron retiros para ambos años del modelo.

Posteriormente, en julio de 2007, se abrió una investigación (GMC Engineering Analysis EA07009) para el modelo del año 2004, donde se descubrió que la mayoría de los informes procedían de la región del cinturón de sal de los EE.UU. Estas grietas se debieron a la corrosión de las sales de la carretera utilizadas para deshelar las carreteras de la zona.

En lugar de una retirada, GM amplió la garantía de los componentes afectados para los GMC Envoys de 2004 hasta los 120.000 kilómetros. El caso se cerró en agosto de 2008. Sin embargo, esta medida no solucionó completamente el problema de la fuga de gas y las grietas en los cuellos de llenado.

Es importante para todos los conductores estar atentos a los síntomas y problemas que presenten sus vehículos, en especial cuando se trata de problemas en el sistema de combustible. Las fuga de gas y las grietas en los cuellos de llenado son problemas graves que deben ser atendidos inmediatamente para garantizar la seguridad en la carretera.

Las partes importantes del contenido destacadas en negritas nos hablan sobre la gravedad del problema de la fuga de gas y las grietas en los cuellos de llenado en los GMC Envoy, así como también sobre la investigación realizada por la NHTSA en el año 2004 y la solución que GM ofreció para este problema en el modelo del año 2004.

¿Cómo se produce el mal funcionamiento del ventilador en GMC Envoy 2002?

Uno de los problemas más comunes que están experimentando los dueños de GMC Envoy 2002 es el mal funcionamiento del ventilador del SUV. Aunque no es una falla grave en comparación con otros problemas que pueden tener estos vehículos, es una falla bastante molesta que afecta el funcionamiento del aire acondicionado.

De acuerdo a los reportes, el motor del ventilador de los SUV afectados sólo funciona en los ajustes más altos, y en algunos casos, el aire acondicionado no funciona en absoluto. Los propietarios han reportado este problema alrededor de las 85.000 millas.

Para reparar esta falla, se requiere la sustitución de la resistencia del motor del ventilador y, en algunos casos, del ventilador mismo. Las reparaciones tienen un costo que va de los 60 a los 100 dólares.

Lamentablemente, en la actualidad no se encuentran disponibles muchos de los TSB relacionados con esta falla. Es importante destacar que el Envoy 2002 ha tenido numerosas retiradas e investigaciones por parte de la NHTSA.

Entre las piezas retiradas del mercado se encuentran el conjunto del cinturón de seguridad, el grupo del panel de instrumentos, la columna de dirección, el accesorio del filtro de combustible, la bolsa de aire y la suspensión neumática controlada electrónicamente del SUV, entre otras.

Si estás experimentando este problema en tu GMC Envoy 2002, te recomendamos ponerte en contacto con un mecánico especializado para su solución.

También puedes leer más sobre los problemas comunes de los ventiladores de los vehículos en el siguiente enlace «Síntomas Comunes De Fallas En El Relé Del Electroventilador: Señales Y Soluciones!»

¿Cuáles son los mejores consejos para comprar un GMC Envoy usado?

Si estás pensando en comprar un GMC Envoy usado, es importante que tomes algunas precauciones. Aunque este SUV es conocido por sus problemas técnicos, puede ser un vehículo confiable y duradero si se elige cuidadosamente.

Aquí te presentamos algunos consejos que te ayudarán a tomar la mejor decisión:

    • Investiga sobre el año del modelo: Antes de comprar un Envoy usado, asegúrate de investigar sobre el año del modelo que te interesa. Algunos años tienen más problemas técnicos que otros, por lo que es importante que te informes para evitar sorpresas desagradables.
    • Busca un vendedor de confianza: Encuentra un vendedor en el que puedas confiar. Puedes buscar en línea o preguntar a amigos y familiares si conocen a alguien que tenga un Envoy a la venta. Revisa la reputación del vendedor y lee sus comentarios en línea para asegurarte de que sea confiable.
    • Pide un informe de historial del vehículo: Si estás interesado en un Envoy en particular, pide un informe de historial del vehículo. Este documento te dará información importante sobre el historial de mantenimiento y accidentes del automóvil. También te permitirá verificar que el vehículo no tenga problemas legales o financieros.
    • Prueba el vehículo antes de comprarlo: Antes de cerrar el trato, asegúrate de probar el vehículo. Conduce en diferentes tipos de carretera para verificar que el SUV responda correctamente. Presta atención a las vibraciones, ruidos extraños o luces de advertencia en el tablero.
    • Aclara todo con el vendedor: Antes de firmar el contrato de compra-venta, aclara todas las dudas con el vendedor. Pregúntale sobre el historial de mantenimiento del vehículo, sobre las reparaciones que ha necesitado en el pasado y sobre cualquier otra duda que tengas. Es importante que estés seguro de lo que estás comprando.

Siguiendo estos consejos, puedes reducir los riesgos de comprar un GMC Envoy usado. Recuerda que la clave está en investigar, buscar un vendedor confiable y probar el vehículo antes de comprarlo. Si lo haces cuidadosamente, puedes terminar con un SUV confiable y duradero que te acompañará durante muchos años.

Conclusión

El GMC Envoy es un SUV que puede durar entre 150.000 y 400.000 millas si se realiza un mantenimiento adecuado y se realiza un cuidado constante del vehículo.

Aunque su información actual puede ser limitada debido a su descontinuación, las calificaciones de fiabilidad disponibles indican un buen rendimiento y satisfacción del cliente.